miércoles, 10 de septiembre de 2008

¡Vaya!

Es ridículo que se haya cubierto el color original de estos azulejos (diseñados por Diego Rivera en rojo, negro y crema), para politiquear el asunto en amarillo y negro. Estos barandales que colocó a la fuente son la antítesis del cooperativismo. No sé porqué los políticos se imaginan que la historia les debe obediencia. ¡Qué ganas tengo de que cambie esta administración! A ver si el próximo conserva un poco de respeto por la historia... o mínimamente un poco de buen gusto.
De todas formas gracias, peor era que el inmueble se derrumbara. Esperamos de todo corazón que pronto inicie el proceso de restauración de las casas y que se coloquen candados a la construcción en la zona.

5 comentarios:

Carlos Lara dijo...

Que barbaros, asi en la foto parece un monumento a los antiguos taxis cocodrilos, ¡¡Muerte al mal gusto!!!

esperance dijo...

hola

a mi me gusta tu blog

carolina

Carlos Pinto Vinagre dijo...

Convido a visitar www.kronospoesis.blogspot.com

Bom fim-de-semana.

Agustin dijo...

No sabía que Chapingo fuera tan interesante. Gracias.

yd dijo...

vaya, es increible como ha cambiado todo; viví en el cooperativo 22 años y hace unos cuantos no voy, me llena de tristeza verlo así, con el monumento destruido, las horribles jardineras que "enmarcan" la entrada, las miles de tienditas y puestos ambulantes y la gente que no se preocupa en lo mínimo por lo que significa hoy, una comunidad formada bajo un esquema completamente diferente al que es.....

Te recuerdo vagamente, viviendo frente a dicho munumento, quién diría que sabría de tí tantos años después y a través del internet, ironías de la vida o caprichos del destino, no sé ni pretendo hacerlo, solo un saludo y apoyo tu lucha desde mi trinchera, en este recóndito y maravilloso lugar...